Mandanos noticias a laprospe@hotmai.com. Participa en facebook entrando en el enlace encima de estas letras.

lunes, 27 de mayo de 2013

Granizada en el barrio de Prosperidad


 Tremenda tormenta primaveral hoy lunes 27 de mayo de 2013 sobre las 17.40 horas.  Si la tromba de agua ha sido generosa no lo ha sido menos la granizada que en medio de ella nos ha caído.
 Sirvan estas dos instantáneas en la C/López de Hoyos cerca del Mercado, como prueba de ello.
 Esperemos que el paso inferior de Corazón de María sea capaz de desaguar todo lo que se le viniera encima.


viernes, 17 de mayo de 2013

Nueva implantación comercial en el barrio de Prosperidad

 Si hace unos días debíamos hablar de Hrnos. Pérez hoy, casi en frente de ellos, podemos hablaros de panadiería Granier.
 En López de Hoyos 105, en el antiguo local de muebles EVA  ha abierto esta panadería/cafetería ocupando toda la superficie del local con amplia barra de degustación, más de 10 mesas, barra de despacho y amplio horno de elaboración visible por un cristal.
 La variedad de panes solo es equiparable a la de productos, donde la bollería y dulces son de amplio espectro.
 La luminosidad y amplitud en todas sus zonas es apreciable tras los amplios cristales que hacen de fachada, junto a una puerta del mismo material y accionamiento automático.

Hacen todo tipo de encargos
 C/López de Hoyos 105
 Telf.: 911166507

jueves, 16 de mayo de 2013

EL FÚTBOL CON SENTIDO DEL HUMOR...

No sé quien sería el tal D. Eligio, pero escribía esta reseña deportiva en el boletín del Hogar Recreativo y Cultural del mes de enero de 1933. Parece de Jardiel Poncela. Se debería tomar nota para echarle sentido del humor a las competiciones deportivas, y a las de otro tipo también. Y eso que habla de su equipo...




Portada del boletín del Hogar Recreativo
y Cultural de 15 de enero de 1933

Deportes

Hogar Recreativo y Cultural (Reserva)      1

Club Deportivo La Playa                              3

 
El domingo 25 del pasado Diciembre del otro año tuvo lugar este sensacional encuentro entre los equipos arriba mencionados.
 
A las órdenes de un señor con pantalones largos, que sin duda era jefe de estación porque de vez en cuando tocaba un pito, se alinea el primer equipo, mejor diré el primer tren de los citados, y acto seguido, en la vía opuesta, el segundo. En un espacio libre, que debe servir de andén, se queda el jefe. De repente suena un silbato y los dos trenes rompen la marcha. Allá, a lo lejos, se ven dos palos verticales y por encima de ellos uno horizontal. Debe ser la puerta de la estación. Enfrente y también a lo lejos se ve otra puerta igual. Los trenes parecen haberse vuelto locos, pues aunque llegan a las respectivas estaciones, no paran casi nunca y en cambio retroceden a cuarenta por hora.
 
De vez en cuando, en sus evoluciones, tropiezan unos coches con otros del tren contrario y del golpe quedan rotas algunas astillas, pero no se paran por astilla más o menos y continúan su vertiginosa carrera.
 
Hay momentos en que una voluta de humo que se escapa de la máquina penetra por una puerta de las estaciones a que antes hacemos referencia, a pesar de que los empleados, uno por cada lado, hacen unos signos en el aire como convenciéndola de que no debe de entrar. La voluta se cuela sin hacer caso de la cara avinagrada del que guarda la puerta. Entonces los trenes vuelven a las respectivas vías de donde salieron la primera vez. El jefe discute con algún viajero y da nuevamente la salida con un compás de tango, poniéndose en movimiento los coches.
 
Y así hasta que termina el partido. ¿Que quién ganó? Cuando casi estaban empatados, por la mano (penalty) ganó La Playa que con su tren rojo y blanco llegó tres veces a la estación contraria, mientras los cangrejos, que van más despacio y a veces caminan hacia atrás, no llegaron más que una.
 
A pesar de todo, los "hogaristas" no se desaniman y están reparando averías para un próximo viaje.
 
Hagamos votos porque no haya choques ni descarrilamientos.
 
Y antes de concluir esta reseña, un consejo:
 
Si hemos siempre de perder
cuando hacemos por ganar,
no hagamos más por vencer
y así nos verán triunfar.
 
                                                                                        D. ELIGIO
 
 


Taller de bicicletas, Asociación Ciclista del Barrio en Prosperidad

 En la calle de Sánches Pacheco nº47, semiesquina a la calle de Marcenado, esta el taller de reparación de bicicletas de la Asociación Ciclista del Barrio. En breve haremos un monográfico sobre ellos.
 Hacen un obsequio a los que vayan a conocerles.
 Aunque está todavía en construcción su web es http://acdb.es/
Teléfonos 91 4165069 y email acdb@acdb.es


martes, 14 de mayo de 2013

Las "Roscas del Santo"






 En estas fechas son típicas las roscas del Santo.
  Las Rosquillas del Santo
 El orrigen de las rosquillas es variopinto. En algunos de los casos nos remontamos en la historia a la Roma de los césares, donde se encontraban más de cincuenta hornos de pan, que tenían la obligación de hacer una cantidad de pan diaria según lo ordenaba el César; pero una vez terminada su laborpodían hacer otros productos aprovechando el calor del horno, entre ellos, asados, empanadas y postres como rosquillas.

Rosquillas fritas:
(en la foto abajo en el centro color marrón con azúcar)
 Dentro de esta gama se elaboraron una gran cantidad de terminaciones cambiando el aditivo del sabor de la masa, siendo las más conocidas las de anís en grano y con licor. Siendo como las rosquillas listas denominadas de muchas formas, dependiendo de la población en que se elaboren. Su composición es similar al resto de las rosquillas aunque estas admitan llevar algo de levadura en algunas de sus fórmulas, y y se diferencian , como su nombre indica,  por no ser horneadas sino fritas en Aceite de oliva virgen extra.

Rosquillas Tontas:
 (en la foto arriba a la izquierda marrón tostado)
 "De las rosquillas de Santo parece que está es la más antigua. Su origen no se puede datar, pero sus componentes aparecen en recetas de la edad media. su masa se realiza con harina, huevo, aceite y granos de anís. Su preparación se realiza mezclando los citados ingredientes. En la antigüedad se hacía a mano, en la actualidad ese trabajo lo realizan las batidoras- Pero para darles la terminación adecuada, el último punto hay que darlo a mano como hace cientos de años.

Rosquillas de San Isidro:
(en la foto en el centro color caramelo)
Esta rosquilla, de invención muy pastelera, fueron creadas por Doña Javiera del Peso, profesional del gremio, que residía en el pueblo de Fuenlabrada. De fiesta en fiesta, de romería en romería, esta señora vendía las rosquillas que durante la semana hacía. Esta buena mujer, poco egoísta, no ocultó la fórmula de sus rosquillas y la cedió a más de un pastelero, cosa que hoy en día cualquier avispado hubiera patentado la misma para su beneficio. Desde aquí mi agradecimiento a tan benefactora Señora. Fue tal la fama que alcanzó este dulce en la romería de San Isidro que en pocos años la rosquilla que se llamó de la tía Javiera se le diera el nombre se San Isisdro.y al contraste de sabor de rosquilla tonta, los madrileños también la bautizaron con el nombre de la lista. Siendo esta rosquilla la única que en la misma ciudad se le da cuatro nombres:
- Rosca de la tía Javiera
- Rosca lista
- Rosca de San Isidro
- Rosca de limón.

Rosquillas de Santa Clara:
(en la foto arriba a la derecha blanca), pero la fama y el nombre lo reciben
Al igual que la rosquilla tonta, su origen se pierde en el  tiempo, pero la fama y el nombre lo recibende las monjas que las elaboraban en el siglo XV. Cuenta la historia que al enviudar Doña Catalina Núñez, esposa de Don Alonso Álvarez de Toledo, contador mayor del reino de Enrique IV, se retiró al Monasterios de la Visitación de Nuestra Señora de las Monjas Franciscanas, comúnmente conocido como Monjas de Santa Clara, llevándose a su doncella y a su cocinera;  esta última tenía una mano especial para los dulces y preparaba unas rosquillas que en las fiestas de su señor tenían gran fama. Estas rosquillas las elaboró para las hermanas, así como para las visitas que recibían en el convento. Enseñó a elaborarlas a las hermanas y vieron que era una forma genial de poder recaudar dinero vendiéndolas. A través del torno, los madrileños solicitaban tan delicioso manjar.

Rosquilla francesa:
(en la foto abajo a la derecha blanca)
 Al parecer a Doña Luisa Isabel de Orleans, esposa de Luis I, en la festividad de San Isidro. el cocinero de palacio les preparó unas rosquillas tontas que se deleitaban en la romería para el disfrute de su majestad, Al probar la reina las rosquillas llamó al cocinero y le comentó que las encontraba insípidas comparadas con los dulces franceses a los que estaba acostumbrada, diciéndole que les faltaba a menos almendra y azúcar. El cocinero varió la fórmula e incorporó dichos ingredientes. Retiró de la fórmula original el anís en grano, las recubrió con la almendra picada y les dio un baño de azúcar lustre. Cuando este postre salió de palacio, los castizos las bautizaron como el origen de la reina, "rosquillas francesas", Esta reina era apodada La Caprichosa y se ganó una mala fama por su falta de compostura y modales en la corte.

Rosquilla de Alcalá:
(en la foto arriba en el centro color yema)
 Elaborada con hojaldre y  bañada en yema glaseada, es una de las delicias de la pastelería tradicional mezcla de dos tipos de postres; los dulces de yema de Santa Teresa, ponches tipo segoviano y delicias de hojaldre como los nicanores, miguelitos o los cuadradillos.
 en mi familia se contaba que como en Madrid se ponía un mote o sobrenombre a casi todo, a estas rosquillas se las denominó de Alcalá porque tenían un sabor muy agradable y mucho más dulces que las tontas  y que las listas ya existían se acogió al tópico popular de cuando alguien se daba de listillo decirle que este es de Alcalá o Salamanca por ser sede de las Universidades más importantes del país.

Rosquilla Ilustrada:
(En la foto arriba en el centro color yema y chocolate)
 Esta es una variedad de la rosca de Alcalá, con un baño de chocolate cubriendo media rosca. Invención de nuestro obradorpara adaptar un postre tradicional al paladar de los niños que son reacios a probar sabores nuevos, y al llevar el chocolate descubren la delicia que este esconde.
 El nombre de esta rosca se le pusimos porque siendo del Alcalá y teniendo más contrastes de sabores, nos acordamos del Siglo de la Ilustración y que la Universidad de Alcalá fue su cuna, nmo podría tener mejor nombre.



Rosquilla de la Virgen del Carmen:
(en la foto abajo a la izquierda color morado)
Creada en nuestro obrador en el año 2011 para festajar el 150 aniversario de la fundación del barrio de PROSPERIDAD.
Buscados datos del barrio de Prosperidad encontramos fotografías del periódico ABC, de la romería que se celebraba en el año 1904 sacando en procesión a su patrona la Virgen del Carmen.
Basándonos en este hallazgo empezamos a buscar un postre e inspirándonos en los colores habituales de la Virgen se nos ocurrió realizar una rosquilla, postre que en la época era lo más solicitado como se comprueba con las rosquillas de San Isidro.
El baño de chocolate como la túnica y las hebras moradas como los cordones, y un sabor de naranja en su interior, la convierten en un postre digno de la patrona del barrio.
(Postre creado por Esteban Fernández Martín)


Textos de Esteban Fenández Martín (pastelería Valle Olid C/López de Hoyos, 110)

martes, 7 de mayo de 2013

Hermanos Pérez apuestan por el comercio de Prosperidad

 Mientras que las cadenas como Lefties y Darty  anuncian su cierre, en toda España esta última, de sus establecimientos y entre ellos el de la calle de López de Hoyos (http://www.antena3.com/noticias/economia/darty-cierra-sus-tiendas-espana-plantilla-650-empleados_2013040400110.html., empresarios como los Hermanos Pérez no dudan en invertir en nuevos establecimientos del mismo ramo junto a las extintas tiendas de capital foráneo.
 Mientras Darty abandona dejando unos 650 trabajadores en el paro, estos necesitan personal ante su nueva implantación.
 Con una reforma moderna y ecológica (llama mucho la atención el rótulo que se alumbra con leds de máxima eficiencia energética) y amplitud de la sala comercial.

 Hermanos Pérez en López de Hoyos 140, esquina a Ros de Olano.
 28002 MADRID
Telf.: 917048609
 lopezdehoyos@hnosperez.com


 Bienvenidos a "la Prospe"

lunes, 6 de mayo de 2013

Los Colegios Municipales del Barrio de Prosperidad. Mis recuerdos...

Grupos Escolares Mariano de Cavia e Isidro Almazán, actualmente Luis Bello I y II.

 
Grupo Escolar Mariano de Cavia. Curso 1955-56
Nací en la calle de Luis Cabrera (cuando la calle todavía era de tierra) en el año 1950 y desde los dos años ya acudía al Colegio Mariano de Cavia. Después, con seis años y medio, me pasaron al Isidro Almazán, donde estuve hasta 1962. De la primera época de estudios, curso 1955-56, conservo una foto de grupo. Estamos cerca de 200 alumnos del Mariano de Cavia y las correspondientes profesoras. Es una auténtica joya, que durante décadas estuvo perdida por casa.

Como vivía muy cerca de los colegios (a escasos 50 metros), todas las tardes pasaban por delante de casa los profesores del Isidro Almazán. Muchos días coincidían con mis padres y les daban el parte sobre mi conducta y aplicación en sus respecticas clases. ¡Qué agobio…!
 
Los nombres de los profesores de aquellos años eran: 1º, don Inocencio; 2º, don Vicente; 3º, don Anastasio; Ingreso, don Joaquín; 1º de bachiller, don Antonio; 2º, don Francisco; 3º, don Fernando, y 4º, don Senén. También estaban otros profesores para los que no querían hacer bachiller: don Francisco (otro) y don Tomás. Don Agustín era el Director del Colegio. Entrábamos al colegio a las 9 de la mañana y lo primero que hacíamos era, en el patio, y formados por cursos, izar la bandera y cantar el “Cara al sol”.

Se entraba al Colegio alrededor de las 9 menos diez. A las 9 se cerraba la puerta de entrada y se quedaban en la acera los que llegaban tarde. Se les abría después de estar el resto de alumnos en las clases y les correspondía limpiar el patio.

Colegio Isidro Almazán. Curso 1959-60
Recuerdo que don Inocencio era padre de familia numerosa y llevaba a los hijos al colegio en una vespa verde con sidecar. Vivía por Ventas y yo les veía pasar ante la puerta de casa. Ya he contado que vivía en la calle Luis Cabrera. Don Inocencio era el encargado de la clase de gimnasia. A las 9 de la mañana, con ropa de calle y en el patio, hiciera frío, calor o lloviera. Me acuerdo de que estrenamos el potro y el plinto. Después, a examinarte por libre en el Ramiro de Maeztu.
 
Como pincelada acerca al sistema de calificación, me acuerdo ahora de don Senén, profesor de literatura e idiomas, que nos daba unas cartulinas (nos las cobraba) con un número, del 1 hasta el último de los alumnos que formábamos la clase. Nos sacaba alrededor del aula para preguntarnos la lección. Intercambiabamos la cartulina numerada al contestar acertadamente o no a sus preguntas y, según el número que tuviéramos a final de mes, así ponía la nota. El 1, un 10. El 2 y 3, un 9. El 4, 5 y 6, un 8. A partir del 25, suspensos. A los 5 últimos, un 0.

Después de muchos años he vuelto a visitar los dos Colegios en los que transcurrió mi etapa infantil y juvenil. Parece que nada haya cambiado: los largos pasillos, las clases, la sala de profesores, el patio, el vetusto comedor, donde la dieta estaba reforzada por la leche en polvo y el queso americano que, durante más de una década, fue el complemento alimenticio para los niños de los colegios nacionales. Hasta el viejo piano parece reconocerme...

Son muchos los recuerdos y vivencias que se agolpan en la mente referidos a aquellos años de mi vida. Supongo que todos ellos, bien aplicados, han logrado conformar un carácter y una forma de ser en todos los que acudimos, ya hace muchos años, a aquellos Colegios Municipales.

Jose Luis Villarrubia Rapp

sábado, 4 de mayo de 2013

"Déjela usted que está ganando la vida para su familia" en la plaza de Prosperidad

Libertad Rodríguez vende calcetines en una boca de metro para completar su pensión de 500 euros y mantener, sin más ayuda, a su hija y sus dos nietos
.13/02/2013Los calcetines que vende Libertad cuestan dos euros. Si son pequeños, un euro y medio. Los coloca sobre la piedra que da acceso a la boca de metro de Prosperidad, en Madrid. Son baratos pero la gente no compra. Hay días que no vende nada. Otros se pone a llover de repente y no hay nada que hacer. Pero si antes de salir de casa ya amenaza tormenta, Libertad cambia calcetines por paraguas. A Libertad le compran más los que quieren ayudarla que los que necesitan calcetines o paraguas.
Hace tantos años que Libertad vende en la plaza que muchos la conocen y se paran a saludarla. Tiene 77 años y vive junto a su hija de 48 y sus dos nietos en un piso de López de Hoyos, la calle en la que está situada la plaza. Con su pensión de 500 euros por viudedad más lo que saca de los calcetines sobreviven cuatro. Tras quitar los gastos de la vivienda, de la pensión le quedan 170. De los calcetines tienen que comer.
"Mi hija no puede trabajar porque está enferma del riñón e imposibilitada de un brazo por un accidente. Cuando mis nietos eran pequeños, el padre les abandonó. Primero me tuve que ir a pedir limosna para poderlos sacar de comer y después cuando hice un dinero me puse a vender". Pero al principio no le permitían estar allí: "La policía me quitaba los calcetines, me echaban 900 euros de multa y como no los podía pagar me quitaban de la pensión".
Con 'el 15 de mayo'
"Sí, últimamente vinieron los municipales, sí", cuenta Libertad. "Pero los vio el 15 de mayo y dijeron los del 15 de mayo que iban a hablar ahí por mí. Y no sé si han hablado pero el caso es que ahora vienen y no me dicen nada". Libertad se refiere a la Asamblea Popular de la Prospe del 15M, que se reúnen también en la plaza y cuyo periódico Libertad les ayuda a repartir. "Lo único, que no me dan permiso y yo quisiera que me dieran una autorización para poder vender libremente. Aunque tuviera que pagar algo, que no fuera mucho. Cuando estuvo aquí la feria de los vendedores, le dijeron a la policía que me dejaran, déjela usted que está ganando la vida para su familia. Y entonces me dejaron".
Unos días antes de la visita de la alcaldesa Ana Botella a la plaza de Prosperidad, el pasado 25 de enero, la Policía Municipal le pidió a Libertad que no acudiera a la plaza por unos días. Ella obedeció. "No pude hablar cuando vino la Botella porque tuve que ir de médico -explica- pero lo de esa piedra teníamos que hablarlo".
Hablemos lo de esa piedra. Libertad se refiere al monolito con la inscripción "Aquí yace la guerra" que durante 30 años estuvo en la plaza donde ahora y, desde ese 25 de enero, está colocado el oso y el madroño que inauguró la alcaldesa en homenaje a los 150 años del barrio. En realidad, se trata de la recolocación de la figura esculpida por José Ramón Poblador que recibía a los visitantes del cercano Museo de la Ciudad, clausurado por el consistorio que preside Ana Botella el pasado verano.
' Nostrolito'
Libertad, como muchas otras personas que pasan por la plaza, piensa que la guerra a la que hacía referencia la lápida del monolito era la Civil. En realidad, se realizó en el marco de las luchas contra la entrada de España en la OTAN, en el año 84 u 85 y fue pagada por los vecinos y colocada con el permiso de la Junta Municipal. "Estaba hecho de ladrillo y pintado, así que tampoco fue una cosa que fuera muy cara", recuerda Pepe, activista vecinal de la Escuela Popular de la Prospe. "Es ‘nostrolito’", bromea Juan, quien en la mañana de sábado en la que se realizan estas entrevistas acude a la Asamblea del 15M en la Prospe.
La sección de Espacios Urbanos de la Junta Municipal no sabe nada del "nostrolito", ni dónde está ni qué sucederá con él. Los vecinos están preparando cartas para pedir explicaciones a la administración local. Ya son dos las pintadas que han aparecido en la base de la escultura del símbolo madrileño. La primera fueron varias guillotinas, en referencia a las protestas por los recortes. La segunda era más explícita: "La Prospe odia a Botella".
"Esa piedra era un homenaje a los fusilados republicanos y no tenían por qué haberla quitado. A mí me fusilaron a mi padre y a mi madre y yo todavía no lo he pasado, eso se me ha quedado aquí. Y yo no cambio, yo soy republicana y moriré republicana. Yo, República. Yo quiero un Gobierno de clase obrera", dice con fuerza Libertad.Sus padres, Antonio Rodríguez Fernández y Tomasa García Alcalá Jiménez, fueron fusilados el 24 de diciembre de 1941 en los automotores del Puente de Vallecas, dice Libertad. "Mis nietos no encuentran trabajo. Yo quiero decirle al Gobierno que si la reforma laboral ha mejorado, dónde está el ejemplo, porque no se ve, porque cada día hay más parados, más gente pasando calamidades y más gente durmiendo en la calle, eso es una vergüenza para un país civilizado, el Gobierno no apoya nada más que a los ladrones".
Las amistades
Libertad quiere hablar, pero tanta gente la conoce que le interrumpen el hilo. Se acercan a saludarla. Las mujeres aseguran que es muy querida, que la ayudan. "Estoy diabética, asmática, enferma de los nervios, tengo una hernia de hiato, estoy enferma del intestino, estoy enferma de la vejiga de la orina, estoy enferma de las cuerdas vocales, que no me pueden operar por las enfermedades que padezco y la edad que tengo. Tengo que tomar 30 pastillas diarias, y así voy saliendo, gracias a la buena gente".
Un hombre de negro, en sus ochenta y tantos años, se acerca a Libertad para decirle "hasta luego, hasta luego". Él lleva sombrero y una cámara al cuello. La mujer no ve bien de lejos y continúa hablando, le contesta "hasta luego, hasta luego" sin mirarle a la cara. Él se acerca más. "¡No me veía usted!", dice el hombre, que sonríe y se baja las gafas de ver. "Sí, me acuerdo de usted, es don Rafael Sánchez Ferlosio, el escritor". El escritor sonríe: "bueno, ¿esto qué vale?". No le pregunta por los calcetines sino por el taco de periódicos que Libertad mantiene en el regazo y va entregando a las personas que entran salen y del metro. "Nada, es del 15 de mayo, para que usted escriba". Ferlosio coge un periódico y se va diciendo "¡hasta luego, hasta luego!".
Mientras se aleja lentamente, Libertad cuenta que "tiene dos premios Cervantes, concedidos por el rey. Su padre era falangista pero ayudaba mucho a los republicanos. Y a este señor el padre fue metido en la cárcel, preso, pero los republicanos fueron y le salvaron porque él apoyaba mucho a los republicanos y este señor favorece mucho a las izquierdas".
Libertad tiene un nombre libertario y esa es una de las pocas cosas que pudo recibir de sus padres. A los siete años, ya huérfana, el director del Auxilio Social, a cuya puerta acudía a pedir comida con una lata de tomate vacía y lavada, se la negaba por ser "hija de rojos". Una mujer falangista llamada Blanquita, que trabajaba allí dio la cara por ella: "Si es hija de rojos como si es hija de blancos, es una niña y tiene que comer todos los días", cuenta Libertad que dijo, antes de admitirla en el comedor.
En los años 80 estudió el Graduado Escolar en la Escuela Popular de la Prospe, donde se enseña a mayores. Por las mañanas, acudía con su marido a la misma -pero diferente- plaza de Prosperidad, a hacer venta ambulante a las puertas del mercado. Su nieto tiene 21 años y está terminando la carrera de Económicas. Su nieta tiene 19 y, "como vale para estudiar" tiene beca y ha empezado a estudiar Arqueología. "Pero aquí me tienes a mí -y se agarra Libertad el nudo de la bufanda- que tengo que estar sacrificada para poderlos dar un pedazo de pan".


La Colonia Mahou. Su ubicación en el barrio de Prosperidad

La Colonia Mahou estaba situada entre las actuales calles de Corazón de María, avenida de América, Padre Claret y teórica prolongación de Santa Rita, aproximadamente, pues el trazado de las calles de hoy en día poco tiene que ver con el pasado.
Pensamos que se instaló sobre unos terrenos comprados al conde de Villapadierna, pertenecientes a su mujer, Raimunda Avecilla y Aguado, que los poseía como heredera única de los marqueses de Linares, de quienes era ahijada.

Plano de la Colonia Mahou en el año 1963

En el año 1923, los obreros de la fábrica de cervezas Mahou acuerdan formar una cooperativa para la construcción de una colonia, tan de moda en aquellos años por la Ley de Casas Baratas, promulgada para intentar paliar la falta de vivienda en Madrid. La familia Mahou decidió avalar a sus trabajadores y, por este motivo, la colonia recibió su nombre. Conviene mencionar que no todos los vecinos trabajaban en la fábrica de cervezas.
El entorno estaba rodeado de tejares y pozos. El Canalillo era su frontera física en la parte oriental, perteneciendo los terrenos del otro lado al conde de Villapadierna.
Al principio, el equipamiento urbano era escaso, por no decir nulo. Ni alumbrado público, ni aceras, ni alcantarillado, ni fuentes. El suministro de agua se obtenía del Canalillo cercano.
Las quejas de los vecinos solicitando al Ayuntamiento estos servicios eran muy numerosas. Así, hasta septiembre de 1932, no se instaló el alcantarillado. Quizá esto se debiera a que no existía una cooperativa debidamente constituída, que contemplara gastos comunes, ni una urbanización ordenada.

Las calles de la colonia eran, de norte a sur: Guijarro, Canillas y Celestino Pascual; de oeste a este: Elías Briones, Ricardo Mariana y Pasaje del Canalillo; todos estos nombres corresponden a nombres propios de vecinos del barrio. Llegó a contar con 106 viviendas.

La Colonia Mahou era conocida por los madrileños por su merendero-taberna, al igual que el barrio de Ibarrondo y de San Pascual, todos ellos surcados por el Canalillo. Allí se podía pasar una tarde agradable al fresco tomando algo. También era famosa por la cantidad de campos de fútbol que estaban a su alrededor: Los Alemanes, El Columba, El Triunfo, ...
La construcción de la avenida de América, a cominezos de los años cincuenta, supuso el principio del fin, y las nuevas urbanizaciones en altura fueron rodeando la colonia.
En 1977, la colonia Mahou se vio afectada por la reorganización del Plan para la Ordenacíón de la avenidad de la Paz (actual M-30), dentro del polígono 20, sector Prosperidad, zona del Canalillo. Las 60 familias se tuvieron que enfrentar a la expropiación para construir los nuevos bloques de viviendas.
Los últimos vecinos abandonaron el lugar hacía 1986, siendo durante todo ese tiempo noticia en la prensa la resistencia numantina de la Colonia Mahou en contra de su desaparición.

Bibliografía: http://historias-matritenses.blogspot.com.es/2011/12/colonia-mahou-barrio-desaparecido.html

Jose Luis Villarrubia Rapp

miércoles, 1 de mayo de 2013

El Market gana la I Ruta de las Tapas de Corazón de Mª





 La Tapa de Crepe de Rabo de Toro ganó el concurso de la primera Ruta de las Tapas de las Terrazas de Corazón de María 2013. Nuestra enhorabuena.

 Si la presentación es irreprochable, el sabor, la textura e incluso el maridaje con los caldos seleccionado es total y tener por increíble que se sirviera por 3,50€
Es comprensible el enorme éxito que ha tenido el MARKETcon esta propuesta y no solo por ganar el concurso si no por la afluencia de público que salieron encantados.


Localización: C/ Corazón de María, 43    28002 Madrid
Web: http://www.mrk-elmarket.com/
email: info@mrk.elmarket.com
Teléfono:  915191084

La Colonia Ibarrondo en los años 1950





   Francisco Ramiro, al que conozco desde hace unas semanas con motivo de las entrevistas que realizamos para ensalzar el 150 aniversario del Barrio de Prosperidad  (videoentrevistado en http://youtu.be/vfuZ6fo4lG0) me hace llegar unas fotos que constituyen un recuerdo muy entrañable para él y su familia.

Mª del Pilar Palacios. Al fondo, la Colonia Ibarrondo

    En los años 40, su esposa María del Pilar ya vivía en la Colonia Ibarrondo, exactamente en la calle Sánchez Valderas. En la primera de fotos podemos ver a Maria del Pilar posando junto a un pequeño árbol teniendo tras de sí la Colonia Ibarrondo.  

   Situada al este de Prosperidad, los límites de la Colonia Ibarrondo eran la calle López de Hoyos, el arroyo del Abroñigal, la carretera de Barcelona y el canalillo que aliviaba el canal de Isabel II y que servía de abastecimiento de agua a las huertas de las cercanías. El citado canalillo tenía un par de metros de anchura; ranas y renacuajos poblaban sus orillas. A través de varios puentecillos sin apenas medidas de seguridad se llegaba a la citada Colonia desde los descampados que la unían con el barrio de Prosperidad.


Mª del Pilar Ramiro junto a un rebaño de ovejas

   Esta zona de la Colonia Ibarrondo, actualmente ocupada por la calle de Padre Claret, así como por varias edificaciones de los años 80, era un lugar de pasto para las ovejas, que en aquel año de 1958 en que está realizada la foto superior, eran objeto de la curiosidad de Mª del Pilar, hija de Francisco.


Carretera de Barcelona desde la Colonia Ibarrondo
   Acerca del origen del nombre de la Colonia de Ibarrondo podemos contar que se levanta sobre unas antiguas huertas y melonares propiedad de los condes de Villapadierna. Posteriormente fueron comprados por unos señores apellidados Ibarrondo y Lezcano, quienes parcelaron los terrenos y los vendieron. Los nombres de las calles proceden de los primeros habitantes del barrio quienes construyeron sus propias casas. Gran parte de la colonia ha desaparecido con la sustitución de las casas de planta baja por edificios de viviendas y oficinas.
 
  Jose Luis Villarrubia Rapp 

Tetuán MADRID

 Nos atrevemos hoy a proponeros dos blogs donde conocer el distrito madrileño de Tetuán. Por un lado el más genérico de Aquí Tetuán donde de manera extensiva uno puede informarse de todo este distrito madrileño,http://www.tetuanmadrid.com/.

Por otra parte otro más intimista y personal pero para nada menos interesante del Blog de Bea Burgos http://www.beaburgos.com/.






 Una muestra de este último es este curioso vídeo en  yotube que habla por si mismo de este singular distrito de la Villa y Corte.El único "sanatorio" para relojes de cuco de toda Europa ubicado en este distrito matritense.