Mandanos noticias a laprospe@hotmai.com. Participa en facebook entrando en el enlace encima de estas letras.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

De tapas por dos euros...Semana de tapas y platos de cuchara en el barrio de Chamartín (Madrid)




En Madrid Directo hemos sido testigos por partida doble de un concurso de tapas muy castizo. La competición se ha celebrado en el barrio de Prosperidad y, mientras nuestra reportera Inés hacía de jurado, Fernando ha ido a grabar el evento y, de paso tomarse unos cuantos pinchos.
La quinta edición de "La ruta de tapas de Prosperidad" ha contado este año con 36 tapas en 12 bares distintos. En Madrid Directo hemos sido testigos por partida doble de este concurso porque, mientras nuestra reportera Inés hacía de jurado, Fernando ha ido a grabar el evento y, de paso tomarse unos cuantos pinchos.
El plan les ha salido bien barato, porque el precio por una tapa con una caña o un vino era de sólo 2,5 euros.

sábado, 13 de noviembre de 2010

"La pose" de Barcelona: Ángel Docampo: "Mi madre sudó tinta para comprarme un ordenador"

A continuación, un brevísimo diccionario para facilitar la comprensión de la entrevista (los iniciados en las nuevas tecnologías, salten directamente a la expresión La Prospe).

BOFH: acrónimo de Bastard Operator from Hell. Así firman los informáticos hartos de las preguntas de los analfabetos tecnológicos.
Lanparty: fiesta de la red o reunión de personas que se juntan para interactuar con sus ordenadores.
Linux: sistema operativo (el programa más básico para que un ordenador funcione) diseñado por multitud de programadores en el mundo y de licencia libre. Su antítesis sería Microsoft, de Bill Gates.
Street view: callejero fotográfico de Google.
La Prospe: Popularmente, La Prosperitat, el barrio de Barcelona con más activistas por metro cuadrado.

-Es usted la primera persona que me manda un enlace de Google street view para quedar en un bar.
-Las (no tan) nuevas tecnologías son algo cotidiano para mí. Me considero un evangelista del movimiento por el software libre. A golpe de talonario, Bill Gates y Microsoft han obstaculizado el avance tecnológico durante décadas. Por suerte, ahora se dedica al Tercer Mundo; al menos hace algo positivo.
-¿Ha dicho evangelista?
-El software libre es un movimiento de millones de usuarios que difundimos una filosofía que derrumba las barreras que impiden el acceso al conocimiento, que es libre y gratuito. En esta época de capitalismo cruel que vivimos, esto es un chorro de comunismo. Google, por ejemplo, es una herramienta libre. Cada día se usa más software de GNU/Linux.
-¿Nunca le han hecho una oferta para que deje de evangelizar?
-No podrían. Son mis convicciones y eso no se vende.
-Además de evangelista, se define como BOFH.
-Es que los administradores de sistemas recibimos cada llamada.... Yo he llegado a escuchar: «Oye, el posavasos del ordenador no funciona». ¿Posavasos? «Sí. Esto que entra y sale».
-¡La bandeja del CD!
-Al principio te ríes, pero luego te pones de los nervios. Si la gente condujera igual que maneja un ordenador, estaríamos todos muertos.
-Ustedes también son un rato raros.
-Seguro.
-En su caso, ¿desde cuándo es así?
-Empecé a los 8 años con aquellos ordenadores de monocromo verde.
-En los años 80 no era nada habitual que un niño tuviera ordenador.
-Somos de clase obrera total y mi madre sudó tinta para comprarme un ordenador. Mi tío, que era ingeniero nuclear, cambiaba de ordenador cada pocos meses y me vendía el suyo a mitad de precio. Fui heredando su CPC, el de cinta, el de disquete..., luego ya pasé al Pentium I.
-¿A esa edad no debería estar jugando a fútbol?
-Jugaba a fútbol y hacía taekuondo. Era un chico normal, pero, en lugar de estar todo el santo día en la calle, me metía a trastear con el DOS, el sistema operativo previo al Windows.
-¿Alguna otra rareza?
-Con 13 años entré en el club de rol del Casal de Joves de Prosperitat, donde conocí a una serie de frikis de todas las edades. Con los años empezamos a organizar lanparties. Nos juntábamos en agosto, cuando cerraba el casal: el día 1 bajábamos los ordenadores de casa y el 31 nos los volvíamos a llevar. Nos tirábamos 31 días comiendo pizza en aquel zulo.
-Menudas vacaciones.
-Empezamos siendo 15 y terminamos 40. Venía gente de Madrid, del País Vasco… y no cabíamos. Los políticos alucinaban. Escuchaban eso de party y ya pensaban que era una fiesta: «Que no, que tienes que quedarte con lo de lan, no con lo de party», les repetíamos. En el 2008 fundamos la asociación Packet Loss y nos ofrecieron el Palau Sant Jordi. Flipamos.
-¿Alguna vez desconecta?
-Nunca. Además, suelo trasnochar; duermo cuatro o cinco horas. Tengo que arañarle horas al día como sea.
-¿Tanta pantalla no le aísla?
-¿Aislado? Yo voy geolocalizado.
-¿Geolocalizado?
-Tengo una lista de contactos y mi móvil les indica dónde estoy. Yo también puedo ver si mi amigo Antonio está en el barrio e ir allí directamente a tomar una cerveza; si está en su casa, no le molesto.
-Y entre tomar una cerveza con Antonio o chatear con alguien que está en Finlandia, ¿qué prefiere?
-Con los dispositivos móviles puedo hacer ambas cosas a la vez, como si el finlandés estuviera sentado en la mesa con mis amigos. Es otra forma de interactuar socialmente.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Por las muy elegantes señoras del barrio de Prosperidad

 Curioso artículo de un blog que cita el barrio y sus señoritas y que nos permitimos reprocucir con enlace al blog original
Las veo en el bus, a las tres, tan elegantes, tan peripuestas, tan comedidas con sus boquitas de pitiminí y sus guantes de piel vuelta, y me reconcilio un poco con el mundo.
Yo cojo el 9 en la calle Velázquez, recién salida de trabajar, refunfuñando para mis adentros porque otra vez me ha tenido que rescatar Vicente, el conserje, de la puerta acerrojada para la noche.
Las elegantes damiselas que inmediatamente atrapan mi atención van sentadas en la primera de las filas traseras del autobús, llevan el mismo tinte de color de otoño e idénticos tirabuzones escarolados recién salidos de la peluquería. Una de las tres amigas viste un abrigo de cuero tipo matrix que le llega al tobillo escueto apenas cubierto por la aleve media de mezclilla. La segunda, un barbour lustrado más deportivo, aunque un broche con una perla se adivina orgulloso en la solapa de su sobrio traje de chaqueta. La tercera luce, solemne, un astracán, a juego con sus rizos, que me vuelve loca.
Llevan las tres zapatitos de tacón de los que llaman kitten (zapatos de abuelita bondadosa en su salida al bingo), huelen a flores de violeta y a lavanda, se han pintado con esmero las pestañas, se han acicalado con esmero festivo y ahora cuchichean con jolgorio en la víspera de la Almudena. No sé si salen de misa, si vuelven del cementerio, si quedaron para merendar un chocolate con churros y ahora regresan a casa o si acaban de emperifollarse para salir de farra, pero se dirigen al barrio de Prosperidad, el mío, y van tan animadas, tan coquetas, tan joviales, tan amigas entre sí, que da gloria verlas reirse y cotorrear en la noche de otoño.
Las arrugas se les arraciman en las comisuras de los labios y alrededor de sus ojillos traviesos porque van riéndose de mil tonterías que apenas oigo. Y me acuerdo de Penélope (que no se llama Penélope aunque me jugaría una mano a que Serrat se inspiró en ella) esta la mujer tan alta y esbelta, que siempre está sola en la calle Goya, sentada en su banco frente a Nebraska, con sus medias de puntilla blanca y abrigo marrón y su mirada triste. Podrían hacerse amigas para merendar juntas una bamba de nata en el Viena Capellanes...
Me parece que mis muy elegantes señoras están gozando la vida rabiosamente. Que están contentas. Y me contagian su alegría sólo de verlas.
"Feli, le llamábamos Feli -escucho decir a la más dorada de mis cotilleadas compañeras, entre risas- pero mi marido se llamaba Felicísimo. A ver si superas eso".


http://unbrindispor.blogspot.com/2010/11/por-las-muy-elegantes-senoras-del.html

lunes, 1 de noviembre de 2010

Sobre la hosteleria de Prosperidad




Merece la pena visitar este enlace que comenta los pub etc de Prosperidad
 Prosperidad pubs
 http://www.salir.com/s/prosperidad+pubs