Mandanos noticias a laprospe@hotmai.com. Participa en facebook entrando en el enlace encima de estas letras.

miércoles, 29 de diciembre de 2010

El padre de la menor explotada se persona en la Comunidad para decir que está con ellos

miércoles 29/12/2010 13:11 horas

El padre de la niña madrileña que fue secuestrada y explotada sexualmente en Arroyo de San Serván (Badajoz) durante más de dos meses, se personó este martes ante la Comisión de menores de la Comunidad de Madrid para informar de que la niña se encontraba con él, su madre y una hermana, aunque no dijo dónde se encontraba, ni presentó pruebas de su localización.
Así lo ha anunciado la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, en el Consejo de Gobierno celebrado esta mañana, donde ha explicado que el padre rechazo que el Gobierno regional se hiciera cargo de la menor, como se anunció este martes.
Aún así, Aguirre se ha mostrado muy clara a este respecto y ha asegurado que "la decisión de la tutela no la toma ni la Comunidad ni la familia, sino quela tomará un juez de menores".
Asimismo, la consejera de Familia y Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid, Engracia Hidalgo, ha explicado que el Gobierno regional lo ha "puesto en conocimiento de la Fiscalía de Menores, el juez de menores y el grupo de menores de la Comunidad de Madrid".
Además Aguirre ha contado que la menor ha acudido al colegio todo el curso, exceptuando los meses de octubre, noviembre y diciembre, y que"los informes son muy prolijos y amplios", y que el objetivo del Gobierno regional es "lo mejor para la menor y para los padres que seguro también están sufriendo mucho".
El pasado 3 de octubre, los padres de la menor, de 14 años y domiciliada en los alrededores de la calle de Serrano de la capital, presentaron una denuncia por su desaparición en la comisaría madrileña de Chamartín. La chiquilla se marchó de casa tras haber sido seducida por un rumano de 22 años, que la convenció para que se fuera a vivir con él.
Al poco de llegar a Arroyo de San Serván, un pueblo de poco más de 4.000 vecinos próximo a Mérida, la muchacha residió algunas noches en una vivienda de la calle de La Sierra, donde habitan varios familiares del novio rumano. Pero más tarde fue trasladada a una chabola próxima a un vertedero y obligada a prostituirse. El 4 de diciembre un policía local llamado Pedro José liberó a la menor.

viernes, 24 de diciembre de 2010

la menor prostituida por su novio en un pueblo de Badajoz es de PROSPERIDAD no de la C/Serrano

La crispación de Arroyo de San Serván

El caso de la menor prostituida por su novio en un pueblo de Badajoz destapa la difícil convivencia entre los vecinos y los inmigrantes rumanos

INMACULADA FRANCO - Arroyo de San Serván - 23/12/2010
Arroyo de San Serván (Badajoz) no recuerda unas Navidades más tristes. "Van a ser muy amargas porque conoces a los implicados, a sus familias, a sus amigos". Así decía la propietaria de un establecimiento cercano a la vivienda donde presuntamente ha estado retenida la menor de 14 años, natural de Madrid, que fue secuestrada y obligada a prostituirse por el que, al parecer, era su novio, un chico rumano de 22 años.

La pequeña se marchó de su casa del popular barrio de Prosperidad (no de la zona de Serrano, como informó erroneamente un policía local), en el noroeste de la capital madrileña. Desapareció el domingo 3 de octubre. La denuncia de su madre pasó a engrosar la base de datos del Grupo de Desaparecidos de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV). Como se sabía su relación con un joven, todo hacía presagiar que estaban ante una "fuga domiciliaria", más que ante una "desaparición" forzada.
Pero la chica, según fuentes policiales, se encontraba retenida en el número 71 de la calle de la Sierra, de Arroyo de San Serván, a 200 metros de la vivienda de uno de los vecinos que, presuntamente, abusó sexualmente de ella, y que ayer fue enterrado, después de que el martes se quitara la vida de un disparo. Era uno de los cinco vecinos que, presuntamente, pagaron por mantener relaciones sexuales con ella. Los otro cuatro implicados se encuentran en libertad con cargos, mientras que cinco de los siete rumanos detenidos han ingresado en prisión. Todavía hay miembros de la familia rumana que siguen viviendo en el número 71. Increpan a quien hace fotografías y afirman que allí no ha pasado nada y que no ha estado retenida ninguna niña. Los vecinos dicen que no han visto a la joven, y que no sospechan que algo así estuviera sucediendo tan cerca de ellos, pero afirman que no se sabe cuántas personas viven en esa vivienda.
Ahora que su pueblo va a ser conocido por ser el destino del presunto secuestro y explotación sexual de una menor, piden que el Ayuntamiento actúe e investigue de qué viven muchas familias rumanas que están en el municipio. "Aquí es normal ver cómo muchos hombres rumanos se juegan grandes cantidades de dinero en las tragaperras, cuando se sabe que no trabajan... Y el dinero tiene que salir de algún sitio".
Las relaciones de los vecinos con la comunidad rumana nunca han sido buenas. "No nos gusta ver por las calles a los niños, que están desatendidos y sin escolarizar, ni cómo grupos de hombres se ponen en las puertas de los colegios a beber cerveza, sin que el Ayuntamiento ni la policía haga nada. Incluso un día tuvimos que llamar a una ambulancia porque una mujer estaba abortando en la misma puerta de su casa. Aquí pasan cosas muy raras y parece que el alcalde mira para otro lado", comentan unas vecinas.
Está claro que ahora las relaciones van a ser aún más tensas. "Pero que quede claro que nosotros no tenemos nada en contra de los rumanos, ni de otros inmigrantes que vengan con la intención de trabajar honradamente".
Los vecinos están expectantes. Han oído rumores de que puede haber nuevos detenidos. Pero "llegados a este punto lo que queremos es que se tire de la manta, es muy fuerte que estén implicados un concejal, otro que lo ha sido -Daniel Galván, que fue enterrado ayer- y un juez de paz, que tiene nietas de la edad de la víctima, entre otros", afirman.
EL PAIS

 El interés de la noticia es por ser vecina de Laprospe sin que no gusta ahondar en la noticia concreta. Para quienes tengan mayor interés les facilitamos dos enlaces:
-ABC


La escapada que la llevó al infierno

-Periodistadigital.com

jueves, 23 de diciembre de 2010

Pasa a disposición judicial el detenido por malos tratos tras caer su pareja por un séptimo piso en Prosperidad


El hombre detenido este domingo acusado de malos tratos tras fallecer su pareja al caer por un séptimo piso de una casa del madrileño barrio de Prosperidad pasó este martes a disposición judicial tras negarse a declarar ante la Policía, ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Madrid.

22 de diciembre de 2010
MADRID, 22 (EUROPA PRESS)
El hombre detenido este domingo acusado de malos tratos tras fallecer su pareja al caer por un séptimo piso de una casa del madrileño barrio de Prosperidad pasó este martes a disposición judicial tras negarse a declarar ante la Policía, ha informado a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior de Madrid.
Por otra parte, el juez, tras analizar las pruebas y conocer la autopsia de la mujer, ha determinado que el caso no se trata de un homicidio.
Los hechos tuvieron lugar poco después de las 0.30 horas del domingo en una casa séptimo piso del número 170 de la calle López de Hoyos. Una discusión previa entre el arrestado y la fallecida, precipitó los acontecimientos, según han señalado los vecinos, que fueron los que avisaron a los servicios de emergencias.
La mujer, de unos 30 años de edad y nacionalidad española, fue hallada aún con vida, pero muy grave, por lo que los sanitarios del Samur-Protección Civil, que trasladaron al Hospital de la Paz de Madrid. Debido a la gravedad de sus heridas murió pocas horas después en el quirófano de este centro sanitario, confirmó a Europa Press una portavoz de Emergencias Madrid.
http://www.europapress.es/nacional/noticia-pasa-disposicion-judicial-detenido-malos-tratos-caer-pareja-septimo-piso-madrid-20101222200405.html

miércoles, 22 de diciembre de 2010

La Policía investiga un posible crimen machista en Prosperidad

Detenida por malos tratos la pareja de una mujer que murió tras caer de un séptimo piso

Día 21/12/2010
La Jefatura Superior de Policía de Madrid investiga un posible caso de violencia de género terminado en muerte de la víctima. Serán los primeros datos de la autopsia los que determinen si el asunto se trata de un homicidio o un suicidio, precisaron fuentes policiales. De cualquier manera, la pareja de la mujer se encuentra detenida acusada, en principio, sólo por malos tratos.
Durante buena parte de la noche, los vecinos del número 170 de la calle de López de Hoyos, en el barrio de la Prosperidad (Chamartín) escucharon pelear a la pareja, de nacionalidad española. Pasadas las 00.30 de ayer, se encontró a la mujer, malherida, en la calle: se había precipitado desde la vivienda, situada en el séptimo piso.
La víctima, de unos 30 años, indicó la Jefatura Superior, fue trasladada al Hospital de La Paz, donde, horas después aunque aún de madrugada, fallecía por las heridas mientras era operada de urgencia. El caso está ahora en manos de la comisaría del distrito, puesto que no se ha aclarado aún si la mujer se tiró o fue arrojada en contra de su voluntad por su pareja.
Eso sí, el hombre fue arrestado acusado de malos tratos, habida cuenta del relato de los vecinos. En caso de que la autopsia determine hoy que en realidad la mujer no se suicidó, el asunto pasará al Grupo VI de Homicidios, que era el que se encontraba de guardia en el momento de los hechos. El presunto maltratador no tenía denuncias ni antecedentes por ningún tipo de asunto.
En la Comunidad de Madrid, seis mujeres han muerto víctimas de la violencia machista en 2010. Hay otros tres casos que se están investigando: este de Prosperidad; el de una menor hallada dentro de una maleta en un contenedor de basuras en Leganés, y el de María Piedad García Revuelta, desaparecida desde la madrugada del pasado 12 de diciembre en Boadilla del Monte.
Rastreo de la desaparecida
Tras el hallazgo del cadáver de su ex pareja, que se ahorcó en un paraje de San Lorenzo del Escorial, la Guardia Civil continúa con la búsqueda de la mujer, de 30 años y ex miembro de las Fuerzas Armadas. El rastreo se está centrando estos días en la zona de Villaviciosa de Odón, Brunete y la Ciudad Financiera del Santander. Se trata de una búsqueda más concreta, en lugares como arquetas y pozos, además de depuradoras. Ayer se peinaron caminos de Quijorna, sin éxito por el momento.

miércoles, 17 de noviembre de 2010

De tapas por dos euros...Semana de tapas y platos de cuchara en el barrio de Chamartín (Madrid)




En Madrid Directo hemos sido testigos por partida doble de un concurso de tapas muy castizo. La competición se ha celebrado en el barrio de Prosperidad y, mientras nuestra reportera Inés hacía de jurado, Fernando ha ido a grabar el evento y, de paso tomarse unos cuantos pinchos.
La quinta edición de "La ruta de tapas de Prosperidad" ha contado este año con 36 tapas en 12 bares distintos. En Madrid Directo hemos sido testigos por partida doble de este concurso porque, mientras nuestra reportera Inés hacía de jurado, Fernando ha ido a grabar el evento y, de paso tomarse unos cuantos pinchos.
El plan les ha salido bien barato, porque el precio por una tapa con una caña o un vino era de sólo 2,5 euros.

sábado, 13 de noviembre de 2010

"La pose" de Barcelona: Ángel Docampo: "Mi madre sudó tinta para comprarme un ordenador"

A continuación, un brevísimo diccionario para facilitar la comprensión de la entrevista (los iniciados en las nuevas tecnologías, salten directamente a la expresión La Prospe).

BOFH: acrónimo de Bastard Operator from Hell. Así firman los informáticos hartos de las preguntas de los analfabetos tecnológicos.
Lanparty: fiesta de la red o reunión de personas que se juntan para interactuar con sus ordenadores.
Linux: sistema operativo (el programa más básico para que un ordenador funcione) diseñado por multitud de programadores en el mundo y de licencia libre. Su antítesis sería Microsoft, de Bill Gates.
Street view: callejero fotográfico de Google.
La Prospe: Popularmente, La Prosperitat, el barrio de Barcelona con más activistas por metro cuadrado.

-Es usted la primera persona que me manda un enlace de Google street view para quedar en un bar.
-Las (no tan) nuevas tecnologías son algo cotidiano para mí. Me considero un evangelista del movimiento por el software libre. A golpe de talonario, Bill Gates y Microsoft han obstaculizado el avance tecnológico durante décadas. Por suerte, ahora se dedica al Tercer Mundo; al menos hace algo positivo.
-¿Ha dicho evangelista?
-El software libre es un movimiento de millones de usuarios que difundimos una filosofía que derrumba las barreras que impiden el acceso al conocimiento, que es libre y gratuito. En esta época de capitalismo cruel que vivimos, esto es un chorro de comunismo. Google, por ejemplo, es una herramienta libre. Cada día se usa más software de GNU/Linux.
-¿Nunca le han hecho una oferta para que deje de evangelizar?
-No podrían. Son mis convicciones y eso no se vende.
-Además de evangelista, se define como BOFH.
-Es que los administradores de sistemas recibimos cada llamada.... Yo he llegado a escuchar: «Oye, el posavasos del ordenador no funciona». ¿Posavasos? «Sí. Esto que entra y sale».
-¡La bandeja del CD!
-Al principio te ríes, pero luego te pones de los nervios. Si la gente condujera igual que maneja un ordenador, estaríamos todos muertos.
-Ustedes también son un rato raros.
-Seguro.
-En su caso, ¿desde cuándo es así?
-Empecé a los 8 años con aquellos ordenadores de monocromo verde.
-En los años 80 no era nada habitual que un niño tuviera ordenador.
-Somos de clase obrera total y mi madre sudó tinta para comprarme un ordenador. Mi tío, que era ingeniero nuclear, cambiaba de ordenador cada pocos meses y me vendía el suyo a mitad de precio. Fui heredando su CPC, el de cinta, el de disquete..., luego ya pasé al Pentium I.
-¿A esa edad no debería estar jugando a fútbol?
-Jugaba a fútbol y hacía taekuondo. Era un chico normal, pero, en lugar de estar todo el santo día en la calle, me metía a trastear con el DOS, el sistema operativo previo al Windows.
-¿Alguna otra rareza?
-Con 13 años entré en el club de rol del Casal de Joves de Prosperitat, donde conocí a una serie de frikis de todas las edades. Con los años empezamos a organizar lanparties. Nos juntábamos en agosto, cuando cerraba el casal: el día 1 bajábamos los ordenadores de casa y el 31 nos los volvíamos a llevar. Nos tirábamos 31 días comiendo pizza en aquel zulo.
-Menudas vacaciones.
-Empezamos siendo 15 y terminamos 40. Venía gente de Madrid, del País Vasco… y no cabíamos. Los políticos alucinaban. Escuchaban eso de party y ya pensaban que era una fiesta: «Que no, que tienes que quedarte con lo de lan, no con lo de party», les repetíamos. En el 2008 fundamos la asociación Packet Loss y nos ofrecieron el Palau Sant Jordi. Flipamos.
-¿Alguna vez desconecta?
-Nunca. Además, suelo trasnochar; duermo cuatro o cinco horas. Tengo que arañarle horas al día como sea.
-¿Tanta pantalla no le aísla?
-¿Aislado? Yo voy geolocalizado.
-¿Geolocalizado?
-Tengo una lista de contactos y mi móvil les indica dónde estoy. Yo también puedo ver si mi amigo Antonio está en el barrio e ir allí directamente a tomar una cerveza; si está en su casa, no le molesto.
-Y entre tomar una cerveza con Antonio o chatear con alguien que está en Finlandia, ¿qué prefiere?
-Con los dispositivos móviles puedo hacer ambas cosas a la vez, como si el finlandés estuviera sentado en la mesa con mis amigos. Es otra forma de interactuar socialmente.

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Por las muy elegantes señoras del barrio de Prosperidad

 Curioso artículo de un blog que cita el barrio y sus señoritas y que nos permitimos reprocucir con enlace al blog original
Las veo en el bus, a las tres, tan elegantes, tan peripuestas, tan comedidas con sus boquitas de pitiminí y sus guantes de piel vuelta, y me reconcilio un poco con el mundo.
Yo cojo el 9 en la calle Velázquez, recién salida de trabajar, refunfuñando para mis adentros porque otra vez me ha tenido que rescatar Vicente, el conserje, de la puerta acerrojada para la noche.
Las elegantes damiselas que inmediatamente atrapan mi atención van sentadas en la primera de las filas traseras del autobús, llevan el mismo tinte de color de otoño e idénticos tirabuzones escarolados recién salidos de la peluquería. Una de las tres amigas viste un abrigo de cuero tipo matrix que le llega al tobillo escueto apenas cubierto por la aleve media de mezclilla. La segunda, un barbour lustrado más deportivo, aunque un broche con una perla se adivina orgulloso en la solapa de su sobrio traje de chaqueta. La tercera luce, solemne, un astracán, a juego con sus rizos, que me vuelve loca.
Llevan las tres zapatitos de tacón de los que llaman kitten (zapatos de abuelita bondadosa en su salida al bingo), huelen a flores de violeta y a lavanda, se han pintado con esmero las pestañas, se han acicalado con esmero festivo y ahora cuchichean con jolgorio en la víspera de la Almudena. No sé si salen de misa, si vuelven del cementerio, si quedaron para merendar un chocolate con churros y ahora regresan a casa o si acaban de emperifollarse para salir de farra, pero se dirigen al barrio de Prosperidad, el mío, y van tan animadas, tan coquetas, tan joviales, tan amigas entre sí, que da gloria verlas reirse y cotorrear en la noche de otoño.
Las arrugas se les arraciman en las comisuras de los labios y alrededor de sus ojillos traviesos porque van riéndose de mil tonterías que apenas oigo. Y me acuerdo de Penélope (que no se llama Penélope aunque me jugaría una mano a que Serrat se inspiró en ella) esta la mujer tan alta y esbelta, que siempre está sola en la calle Goya, sentada en su banco frente a Nebraska, con sus medias de puntilla blanca y abrigo marrón y su mirada triste. Podrían hacerse amigas para merendar juntas una bamba de nata en el Viena Capellanes...
Me parece que mis muy elegantes señoras están gozando la vida rabiosamente. Que están contentas. Y me contagian su alegría sólo de verlas.
"Feli, le llamábamos Feli -escucho decir a la más dorada de mis cotilleadas compañeras, entre risas- pero mi marido se llamaba Felicísimo. A ver si superas eso".


http://unbrindispor.blogspot.com/2010/11/por-las-muy-elegantes-senoras-del.html

lunes, 1 de noviembre de 2010

Sobre la hosteleria de Prosperidad




Merece la pena visitar este enlace que comenta los pub etc de Prosperidad
 Prosperidad pubs
 http://www.salir.com/s/prosperidad+pubs

jueves, 16 de septiembre de 2010

Bochornosa manifestación

Ayer se realizó la manifestación por el local de la asociaciones de vecinos.
 Una vez más se visualizó la falta de un mínimo de comportamiento democrático del que adolece fuertemente nuestra sociedad y como no nuestro barrio.
 El intento de reventar en la plaza de Prosperidad la pasarela de moda que con esfuerzo de todo tipo nos organiza el comercio de nuestro barrio abochornó a todos los que debimos de padecer.
 Con megáfono pitos y demás parafernalia intentaron incluso entrar en una plaza ahíta de personas jubiladas y niños: por suerte las fuerzas de seguridad se lo impidieron. Corear frases como la plaza es nuestra o menos moda más cultura con medios de amplificación en un entorno para nada favorables a una reivindicación en la que no entramos en su justeza u oportunidad, dio ocasión al publico a   avergonzarse de ese ejercicio democrático como es el derecho a manifestarse.
 Reiteramos que desde estas letras no tomamos partido y que es indiferente la procedencia o no de esta manifestación cuyo fondo no analizamos. Pero en cualquier caso cualquier esfuerzo en pro del BARRIO DE PROSPERIDAD debe ser bienvenido ya que no abundan y si acaso carecemos de riqueza en ellos.
 Como vecino de Prosperidad tengo el mismo derecho a disfrutar de nuestra plaza que cualquier otro e incluso decir si fuera el caso que prefiero el desfile de moda y no por ello deba soportar actitudes antidemocráticas de nadie y mucho menos chanza o burla.
 Esperemos pues que ayer fuera una excepción y que nuestros vecinos de la AV Valle Inclan sepan respetar a todos.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Vecinos de Prosperidad se manifiestan mañana ante el desalojo forzoso del local que ocupa la Asociación Vecinal

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Prosperidad se manifestarán mañana por las calles del barrio a partir de las 19 horas en contra del desalojo forzoso del local que ocupa la Asociación Valle-Inclán desde hace cinco años y que ahora reclama la Comunidad de Madrid.

Según ha informado la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), la Consejería de Educación, propietaria de este espacio, comunicó a la Asociación vecinal el pasado 1 de septiembre su intención de ordenar la ejecución forzosa del local, solicitando para ello la oportuna autorización judicial.

Esta decisión viene enmarcada en el conflicto que mantienen desde el verano los vecinos y la Consejería, quien pidió la entrega de las llaves del local para antes del 31 de julio. Ante esta medida, los vecinos se instalaron dentro del local, negándose a abandonarlo ya que defienden que llevan trabajando en él más de cinco años "por y para el barrio".

La portavoz de la entidad vecinal, Gloria Cavanna, ha recordado que el pasado 5 de julio entregaron, de manera simbólica, las llaves del local a los vecinos, "que son los que lo usan a diario", y éstos "optaron por no consignarlas a la Comunidad de Madrid". "Así que no lo vamos a hacer ahora. Resistiremos ante el desalojo, pues consideramos que es necesario un local público para seguir con las actividades en el barrio", ha advertido.

Cavanna ha recordado además que tanto PSOE como IU como la FAPA Giner de los Ríos, ATTAC o la Asamblea de Movimientos Sociales de Madrid "han mostrado su apoyo cerrado a la entidad ciudadana, frente a una decisión incomprensible e injustificable" de la Comunidad de Madrid.

"El desalojo es un nuevo recorte a los derechos sociales que afecta a toda la ciudadanía. No sirven los criterios puramente monetaristas ni el pretexto de la crisis, el local es imprescindible, por lo que seguiremos movilizando a los vecinos, denunciando lo que consideramos es obstaculizar la labor de esta asociación en su justa lucha por tener un barrio cada día mejor", ha concluido.

http://www.europapress.es/madrid/noticia-vecinos-prosperidad-manifiestan-manana-desalojo-forzoso-local-ocupa-asociacion-vecinal-20100914173142.html

miércoles, 8 de septiembre de 2010

La leyenda madrileña de Rubén, 'el indomable'



  • Rubén, con parálisis cerebral -gran dependiente-, tiene un 82% de discapacidad
  • Se acostumbró desde muy pequeño a luchar por ser aceptado en la sociedad
  • Abandonó la casa de sus padres en Valladolid y ahora estudia en Madrid
  • 'Para que un discapacitado sea adulto tiene que vivir por sí mismo', asegura
  • Dice que la ley de Dependencia está muy bien en la base pero que cada comunidad la aplica como quiere

Roberto Bécares | Madrid Actualizado martes 07/09/2010

A la hora del bocata de Nocilla, tocaba ser Maradona, Pelé y Caminero. Y Rubén, que no se quería quedar fuera de juego, se ponía pegadito a la cal, sentado en su silla. Todos los días los profesores le traían de merienda la misma serenata:
- Rubén, quítate de ahí, que te van a dar un pelotazo
- Que no, que no me quito
- Que sí, que luego tus padres me dicen que te has hecho daño
- Pues no me voy a quitar, si me dan un balonazo me lo darán a mí. No a ti ni a mis padres.
Con 12 años, en el Colegio García de Quintana de Valladolid, Rubén Juárez, que nació con parálisis cerebral, aprendió a no echar balones fuera. "Aquello era un colegio de integración, pero en verdad no lo era; a la hora del recreo nos ponían en un rincón del patio para que no nos hiciéramos daño". Cuando dice 'nos' Rubén se refiere a los niños discapacitados, a los que dejaban siempre a un lado, sin posibilidad de interactuar.
Desde aquella ya no calló. Si había balonazos, él se saltaba el 'catenaccio' de sus padres y profesores y se ofrecía el primero al paredón. "Odio la sobreprotección. Para que alguien discapacitado sea una persona adulta lo imprescindible es vivir por uno mismo", dice.
Su carrera de fondo se encontró el primer foso en la actitud de sus padres. "Cuando les dije que me quería venir a Madrid a estudiar Comunicación Audiovisual me dijeron que estaba loco, pero me empeñé en venir y me vine; ese chantaje emocional con negativas constantes de tus padres te va hundiendo poco a poco". El siguiente escollo fue el traslado de expediente. Castilla y León no le dejaba marchar.
"No entiendo por qué, pero las políticas de la comunidades no te dejan cambiar así como así; después de mucha lucha les convencí", explica Rubén, cuya silla eléctrica coge velocidades 'alonsianas' dejando con el bofe fuera al periodista y al cámara.
Estamos en una cafetería de 'la Prospe', cerca de la residencia donde vive, Cocemfe, un centro adaptado para discapacitados donde obtuvo primero plaza por el Imserso y luego por la Comunidad de Madrid. "Aquí en Madrid se han portado muy bien, ahora a ver si me renuevan la plaza otro año". Rubén sonríe ahora pensando en el pasado, en la meta que cruzó el primero, pero las pasó canutas. Hace dos años, Madrid le recibió con el gesto torcido.

Un papel admitiendo hándicaps

Se matriculó en un curso de posgrado en Realización de Espectáculos Audiovisuales para poder acceder a la Universidad. Ir en silla de ruedas le valió la primera negativa. "En la Academia CES me rechazaron porque me dijeron que no podía hacer el curso al cien por cien, querían que firmara un papel admitiendo mis hándicaps". Se negó, por supuesto, y a 15 días del inicio del curso académico, se quedó con un palmo de narices.
Pero Rubén nunca se rinde -"yo lo que tengo es que soy constante"- y consiguió matricularse en otra academia similar, CEV, en Moncloa. Allí, este joven indomable aprendió que la moneda no sólo tiene cruz. "El director, que era de Valladolid, compró una oruga pequeña para que pudiera subir las escaleras", recuerda.
Eligió el turno de tarde. "Así podía dormir más", explica. Clases, de cuatro a nueve. "Cuando llegaba a las 10.30 todos ya habían cenado; a mí me dejaban la cena hecha y luego me abrían también la sala de estudio". Hizo amigos, la mayoría de fuera de la residencia, con los que sale de marcha, y ahora se siente un madrileño más. "Ahora estudiaré cuatro años en la Carlos III Periodismo y Comunicación Audivisual; mi objetivo es sacar una plaza por oposición en RTVE". Y seguro que lo consigue. "Todo lo que he empezado lo he acabado, para mí sería un fracaso dejar algo a medias". Ahí está su bagaje como experto en obstáculos.
"No conozco ningún caso como éste; es un tío con mucha valentía y decisión. Venir aquí, adaptarte, y triunfar es complicadísimo. El aquí es feliz. En Valladolid no salía de casa de sus padres y aquí no pisa la residencia", explica Óscar Domínguez, de la Asociación Sierra Solidaria, donde Rubén, de 28 años, imparte charlas a los jóvenes de la asociación, que trabaja con personas con discapacidad y enfermedades raras. "Es triste que con 25 años no salgas mucho de casa porque solamente puedas salir con tus padres", les explica en los coloquios. Es un ejemplo.
Dos consejos más para personas en su situación, aplicables a su vez a todo el mundo:
1. "Es fundamental estar seguro de lo que quieres hacer, si en tu cabeza no tienes la seguridad de que sale bien al final te sale mal".
2. "El miedo hay que tenerlo pero no dejar que nos paralice, porque nos hace estar alerta".
Tras tantos picos y valles, una frase que ya ha escuchado de muchas personas resume su lucha: "Lo que pasa es que Rubén no se calla nunca". De la ley de Dependencia piensa que está muy bien en su base pero "cada comunidad la aplica a su criterio". Ahora disfruta de la residencia y del 75% unos 500 euros que sus padres reciben por la Ayuda por Hijo a Cargo -Rubén tiene una discapacidad del 82%-. "No está mal teniendo en cuenta que no pago residencia ni alimentación, pero cada vez te metes en más gastos...", razona Rubén, al que igual identifican alguna vez bajando a toda leche por López de Hoyos.
Las residencias
La resdiencia de COCEMFE, donde vive Rubén, tiene 36 plazas, 20 de ellas concertadas con la Comundiad de Madrid. El coste de cada plaza es de 2.000 y 2.500 euros mensuales dependiendo de los cuidados que necesite la persona.

sábado, 21 de agosto de 2010

El Mundo, libro de Juan José Millás oriundo de Prosperidad

Título: El mundo

Autor: Juan José Millás
Editorial: Planeta
Año de publicación: 2007
Páginas: 233
ISBN: 9788408075967
Con esta obra distinta, especial, Juan José Millás nos abre sus rincones más ocultos, inaccesibles y cerrados. Recuerda, narra y comparte su pasado, su infancia, su historia y su mundo, nos deja adentrarnos en las anécdotas, los miedos, los sueños, los anhelos y los secretos de su familia, sus compañeros de colegio, sus vecinos y, ante todo, él mismo.
El mundo es el primer libro que leo de Millás, al que hasta ahora sólo me había acercado como columnista. Si he de ser sincera, este escritor y periodista me provoca sentimientos encontrados. Por un lado, lo admiro en su faceta profesional pero, sin embargo, al mismo tiempo me causa cierta repulsión en su aspecto personal debido a su fama de hipocondríaco, neurótico, claustrofóbico y, en definitiva, maniático compulsivo.
Sin embargo, después de leer esta obra, con la que he disfrutado muchísimo, y gracias a las confesiones que Millás ha volcado en ella, he logrado comprender el comportamiento del Millás adulto tras conocer el mundo del Millás niño. Ese mundo en el que creció y del que, sobre todo, intentó huir una y otra vez.
Porque el pequeño Juanjo estaba convencido de que él no pertenecía a ese mundo en el que nunca encontraba su sitio. Ese mundo al que no se adaptaba, en el que no encajaba y que no comprendía, por mucho que lo observase lo más atentamente posible que su inquieta imaginación se lo permitía. Juanjo nunca sabe a qué mundo pertenece pero, desde luego, sabe que no forma parte del mundo en el que vive. Es el mediano de su familia y con cuatro hermanos mayores y otros cuatro hermanos pequeños, nunca tiene sitio en ninguno de los dos grupos. Como tampoco lo tiene en Valencia, su ciudad natal, o en la calle Canillas del madrileño barrio de Prosperidad, donde vivió desde los seis años. De la misma forma, tampoco siente ni recibe todo el cariño que le gustaría ni de su padre, al que en demasiadas ocasiones ve como un hombre, como un extraño, ni de su madre, de la que incluso llega a dudar que sea su verdadera madre.
Pero las dudas, los miedos y las inseguridades del Millás niño no terminan ahí. Sabe que su familia es pobre y que por eso viven en una casa vieja y demasiado pequeña, que por eso nunca estrena nada, ya que todo le llega heredado de sus hermanos. Por eso sabe que nunca formará parte del mundo de los ricos y que sus compañeros de colegio ricos o, al menos, no tan pobres como ellos, se seguirán burlando de él.
Sin embargo, ya desde niño, Juan José Millás demuestra tener una gran imaginación y una enorme capacidad para inventarse historias que le permiten evadirse de ese mundo que le amenaza y no le comprende. Ayudado por el éter en unas ocasiones, por la marihuana en otras o, ya de adulto, por los ansiolíticos, Millás consigue vivir en un mundo paralelo, ese que se esconde en el otro lado de los espejos, ese que se desarrolla tras cruzar el límite que separa la realidad de la fantasía, el mundo real del imaginario, el de los demás del nuestro. Pero, ¿cuál de los dos es el auténtico?
La imaginación del pequeño Juanjo alcanza límites insospechados que le llevan a vivir aventuras que nunca olvidará, ya sea en el barrio de los muertos, situado muy cerca del suyo, o como espía de la Interpol en busca de comunistas que desarrollan una doble vida en su propia calle. Su calle. La Calle. Con mayúsculas. Porque ahí es precisamente donde se oculta toda su vida, su historia y su mundo. Esa calle que años después sigue viendo, que se le aparece sin previo aviso en cualquier momento o en cualquier lugar, ya sea en un viaje en coche a Valencia o en un hotel de Nueva York.
Ahí, en la calle Canillas del barrio de Prosperidad de Madrid es donde Millás vivió de niño pero, sobre todo, es donde maduró, donde experimentó los primeros sueños, las primeras decepciones, el descubrimiento de la amistad, del amor, de la sexualidad, de la vida y de la muerte y también, aunque inconscientemente, de sus deseos de ser escritor. A lo largo de toda la novela, Millás, y con él también el lector, comprende que la escritura, al igual que un bisturí eléctrico, como el que utilizaba su padre en su taller de aparatos de electromedicina, cicatriza las heridas en el mismo instante de abrirlas.
Por eso se hizo Millás escritor. No sólo por su gran capacidad para crear historias sino, sobre todo, porque lo necesitaba. Lo necesitaba para reunir la fuerza necesaria para abrir todos los cajones que guardan su pasado, ordenar todo lo que esconden y volverlos a cerrar. Para seguir hacia adelante. Para vivir.
Por suerte, Juan José Millás ha logrado sacar un gran partido a todo lo que escondían celosamente esos cajones y ha volcado su contenido, poco a poco, en muchas de sus novelas, tal y como confiesa en esta obra. Y al final, esa historia, ese pasado, esa calle y ese mundo cobran tanta fuerza y tanta violencia que Juan José Millás se ve arrollado y, le guste o no, quiera o no, siente la necesidad de contar su historia y, afortunadamente, compartirla con todos nosotros. Por sus padres, por sus hermanos, por María José, por Luz, por el Vitaminas, pero, sobre todo, por él. Por la Calle. Por el mundo.
http://cuentatelavida.blogspot.com/2010/08/el-mundo-de-juan-jose-millas.html

viernes, 20 de agosto de 2010

Ver para creer

El espontáneo
Juan Cachón  20.08.2010
AQUELLOS veranos recuerdo que a papá no le gustaba el cine y tenía un cabreo de padre y muy señor mío, no como el cabreo metafísico que le atormentó toda su vida a Miguel de Unamuno y Jugo, mamá le disculpaba, decía que todo se debía a que había perdido la Guerra Civil y que gracias a la Virgen de los Remedios había ingresado en el cuerpo de aduanas, pues siempre se le dio bien la geografía y la caligrafía, por este motivo sacó el número uno y le destinaron a Ajofrín, un pueblo de la provincia de Toledo, que casualidad el celebre maestro Guerrero era de este pueblo, y por dichas circunstancias todos los domingos íbamos a ver El entierro del Conde de Orgaz de ese pintor de origen griego que dibujaba las caras alargadas y lo entonaba todo en tonos verdosos y grises. Al cabo de los años cuando empecé el instituto a papá lo destinaron a Madrid y nos fuimos sin titubear a la capital del reino. Lo que más me agradaba de aquella época de penuria y hambre era montar en el Metro y tomar el tranvía. Sobre todo, cuando el conductor que se llamaba Serafín y era cuñado del portero de casa y que cuando sacaba buenas notas en matemáticas me dejaba cambiar el trole. Para hacer aquella maniobra Serafín me solía decir: mucho más vale maña que fuerza, y de esta forma yo presumía en el instituto y era la envidia de todos los de la clase y recuerdo que enseñando los trucos del trole, conseguí unos pingües beneficios, que me permitieron el lujo de completar la colección de cromos del hombre lobo.

Mientras las horas y los días pasaban de plano y papá se aficionó a jugar al mus, tenía una tertulia que se componía de republicanos y maquis en un bar del barrio de la Prosperidad, uno de los barrios más castizos del Madrid de la posguerra. Creo recordar que de aquel barrio o del de Ventas salió un boxeador excepcional que se llamó Folledo (suena a palabrota). Me imagino que papá le tomó tirria al cine desde que se enteró de que Franco escribió el guión de la película Raza que dirigió José Luis Sáenz de Heredia, que era primo del fundador de Falange José Antonio Primo de Rivera. Los domingos eran domingos de bote y merienda, como decían los horteras castizos, mientras que los pijos de Serrano iban a los cines de estreno de Gran Vía y lanzaban huevos a los carteles de la película Gilda y censuraban el filme Arroz amargo que se consideraba que era pecado mortal de los gordos, sólo se veían los degenerados y gente de mal vivir. A los chicos de las farmacias se les denominaban mancebos, nunca entendí por qué, y luego estaban los que vivían amancebados, como doña Rita con el notario del piso principal, que siempre iban los domingos a misa de 12 en los Jerónimos, muy cerca de donde con el transcurso del tiempo se ha ubicado el cubo de Moneo.
Dona Rita tenía su corazoncito y el sesudo notario con el mantenía relaciones carnales la conquistó recitándole la siguiente copla de Jorge Manrique: allá está mi libertad, allá toda mi cordura, tiénelas en cargo bondad cautivólas hermosura; la portera es honestad, por lo cual nunca podrás hablar con quien tú querrás, si no buscas a piedad.

Málagahoy.es

miércoles, 18 de agosto de 2010

"Crecí junto a un póster del Che"

Willy Toledo. Actor. Si quieren encontrarlo, busquen al fondo a la izquierda. De ahí no lo movió ni la andanada de guantazos que se llevó por el 'caso Zapata' ÁNGEL MUNÁRRIZ 18/08/2010 07:45 Actualizado: 18/08/2010


Si lo andan buscando, no tiene pérdida. Todo recto, al fondo, a la izquierda. No es probable que se mueva del sitio. Lleva allí toda la vida. Hijo del prestigioso cirujano y defensor de la sanidad pública José Toledo, ya veía de niño cómo en el franquismo tardío se escondían en su casa del barrio madrileño de Prosperidad perseguidos por la dictadura. "Crecí junto a los pósteres del Che, con música de Paco Ibáñez y Víctor Jara, oyendo hablar del Polisario y la izquierda revolucionaria de los cincuenta y sesenta", cuenta.


"Fue un error grave decir que la mayoría de presos cubanos eran terroristas"

Guillermo Toledo (Madrid, 1970) responde y fuma apaciblemente mientras habla de cine, de teatro o de recuerdos de niñez. Únicamente se reclina hacia delante para enfatizar cuando sale la política. El hombre, cómo decirlo, no vale para diplomático. Dice lo que piensa sin reparar en las sutilezas de la corrección política.
Toledo estuvo en la diana tras calificar como "preso común" a Orlando Zapata, muerto en huelga de hambre en Cuba, y decir que "la mayoría de los presuntos disidentes" allí "son terroristas". "Fue un error grave llamarlos así. Es la palabra que utilizan mis rivales políticos para criminalizar a la izquierda real de este país". Hasta ahí su rectificación.

El chaparrón lo pilló en Melilla. "Me llegaban SMS de los colegas diciendo Vaya hostias te están dando...'". De las críticas recibidas, ignora la brutal campaña de los medios ultras. "Willy Toledo la tiene pequeña", llegó a decir un comentarista en un alarde de fogosidad. "La derecha me la tenía jurada desde los Goya del no a la guerra'. Paso. Lo que dicen cae por su peso", asegura.
Sí se adivina cierto rencor hacia lo que él llama "medios de supuesta izquierda". "Se cebaron conmigo. Influyó mi apoyo a Aminatou Haidar. Y sus intereses en América Latina. Sigo creyendo que no se puede ser de izquierdas sin defender la revolución cubana, aun siendo crítico", opina. Y añade: "En muchos sentidos tenemos mucho que aprender de Cuba". Ideológicamente se define como "socialista libertario", no comunista.

"He sido juerguista, pero ya no. Me cuido física y espiritualmente"

Aficionado a hacer novillos desde niño, Guillermo, el menor de cuatro hermanos, saltó de un colegio a otro hasta que sus padres lo mandaron a Athens (EEUU) para estudiar segundo de BUP, "a ver si así lo aprobaba". En su año allí, a los 16, aprendió inglés, se hartó de ir a conciertos y se enamoró "del cine, la literatura y la música norteamericana". Pero estudiar, poco. Y dejó las aulas.

Le picaba la idea de ser músico. "Me habría encantado. Y sigo en ello", dice. ¿Qué toca? "Nada", responde. Y se ríe de la contradicción. Es una de sus pocas carcajadas. Popular por sus papeles cómicos en la serie Siete vidas y en la película El otro lado de la cama, en corto se maneja como un tipo más bien serio. "Bueno aclara luego, chapurreo la guitarra. Decir que toco sería sobrarme".
A los 19 entró en la escuela de interpretación Cristina Rota. Allí coincidió con Ernesto Alterio, Juan Diego Botto, Alberto San Juan... "Al principio era terriblemente malo", exagera. Con San Juan, que compartía su vocación de fundir arte e intención política, fundó la compañía teatral Animalario, hoy de las más prestigiosas y laureadas del país.
Orgulloso de 'After'
Tras declararse "insatisfecho de la mayoría" de películas que ha hecho, defiende con entusiasmo After (Alberto Rodríguez), que narra una interminable, brumosa y decadente juerga. "Yo he sido muy juerguista, pero ya casi no salgo. Llega un momento en que lo has hecho todo", cuenta Toledo, que vive solo en Carabanchel y al que le gusta escaparse a la costa de Cádiz. Ahora madruga y se cuida "física y espiritualmente". "Lo mires como lo mires, soy un privilegiado. No necesito trabajar para vivir".
Por eso se vuelca en proyectos que le tocan la fibra. Aparte de Penumbra, nueva obra de Animalario, que ensayarán desde otoño, coproduce tres documentales: uno, sobre la música tradicional cubana; otro, sobre el líder independentista canario Antonio Cubillo, que sobrevivió a un atentado en 1978 "la primera vez que España fue condenada por terrorismo de Estado", dice con satisfacción; y el tercero, La isla velada, sobre "aspectos positivos desconocidos de la sociedad" en cierto país caribeño que el lector ya habrá adivinado...
Diario PUBLICO.es